Diario de la Vuelta a Burgos: El final perfecto a una carrera de 10

La Vuelta a Burgos 2020 ha concluido y se puede considerar una historia de éxito. En el contexto más cambiante de la historia reciente y no tan reciente, con miles de ojos sobre su suerte, la carrera ha sabido dar un gran ejemplo de buen trabajo plasmado en la gran organización de una edición que será histórica por muchos motivos.

El primero por el citado contexto, el segundo por la cantidad de gente y muy buena además, que ha querido venir a correr y el tercero y último por tener un ganador que traspasa los límites del ciclismo, pues Remco Evenepoel es seguido haya por donde pasa a sus veinte años y cada vez más abultado palmarés. 

En esta historia Gobik ha ido de la mano con la organización: “El balance es sencillo, en lo deportivo ya lo hemos visto, estamos ante el futuro del ciclismo, con toda probabilidad -afirma Gino Dona, Brand manager de Gobik-. Cuando con esta edad ganas varias cosas ya no es casualidad”.

“Para nosotros es un paso hacia la vuelta a la normalidad y la competición, algo que nos encanta y nos llena -interviene José Ramón Otín, CEO de Gobik-, y que suceda en este momento, mejor que nunca, pues la Vuelta a Burgos 2020 ha sido un foco de atención increíble en el que nos hemos sentido muy a gusto “.

“Es un paso más y así lo sentimos” añade.

La Vuelta a Burgos 2020 finalizó en su clásico escenario de Las Lagunas de Neila, en un mano a mano entre el ganador final, Remco Evenepoel, y Mikel Landa, muy activo desde el mismo inicio de la subida final. No obstante el triunfo fue para quien portaba el dorsal uno, Iván Ramiro Sosa, hoy sí delante con los mejores.  

Todo ocurrió tras “una etapa que a cualquiera que le guste la bicicleta le molaría mucho, un recorrido muy bonito, aunque quizá no al ritmo que van estos. La subida de Neila era dura de verdad y el nivel es fuerte, seguro que algunos dirán que han sido circunstancias extrañas, pero lo son para todos” describe Gino.  

Y añade: “La organización es de 10, gente muy atenta que les gusta mucho lo que hacen. En medio de una circunstancia extraña han sacado la carrera con nota. Para Gobik es un poco más de lo mismo, como en todas las pruebas en las que tomamos parte, lo damos todo, sea la modalidad y el nivel que sea. Al final es estar en todos los segmentos de ciclismo que queremos estar y estar aportando nuestro grano de arena a un mundo que amamos, que es el del ciclismo”.

 

Texto: El cuaderno de JoanSeguidor

Fotos: Photo Gomez Sport