La responsabilidad de llevar el nombre de Caja Rural - Seguros RGA

Diciembre, tiempo de balances, lo que fue, lo que no, pero en Caja Rural-RGA Seguros ya se trabaja con la perspectiva del año 2020, una perspectiva llena de incertidumbres.

Josemi Fernández, director de la estructura navarra, es directo pero prudente: “Veremos, las cosas para estar en la Vuelta no están sencillas, ahora mismo debemos decir que tenemos que ganarnos esa plaza y si lo logramos, ir a por la etapa, aquella de Los Lagos de Piedra queda un tanto lejos”.

Sin embargo, volvamos atrás, a agosto, no hace tanto, tres meses y poco, el Caja Rural-Seguros RGA velaba armas para la Vuelta a España, era una vigilia importante, el equipo navarro, siempre verde llenaba de motivos su maillot, motivos blancos, conmemorativos del décimo aniversario del equipo en el pelotón profesional.

Para Gobik el reto “era un paso muy importante significó nuestro salto al ciclismo profesional de carretera, nuestras prendas se iban a ver por la televisión a niveles que no conocíamos” nos contaba Sebastián Amer, responsable de Sport Marketing de Gobik.

Y se vieron, vaya si se vieron. Aquel diseño especial que conmemoraba los diez años de Caja Rural en el máximo nivel fueron parte del paisaje de la mejor carrera del año. Josemi no puede mostrarse más satisfecho: “Siempre ahí, luchando, delante. Hacer tres segundos y dos cuartos se dice pronto, pero es muy complicado, el trabajo es ingente”.

Brillaron en especial Jonathan Lastra, Jon Aberasturi y Alex Aramburu, punta de lanza de Caja Rural-Seguros RGA en la Vuelta.

“Jon siempre con ese punto de locura que le distingue, que le hace diferente, ese punto de salir, de no pensárselo, creo que este año ha rendido muy bien porque ha tenido un equipo que ha creído en él” puntualiza Josemi.

“Aramburu y Lastra excelentes, la verdad, repartiéndose los días y la faena” completa.

Un balance que pone la guinda a un año que “deja buen sabor de boca, para qué vamos a engañarnos. Veníamos de dos temporadas complejas, la mentalidad no era la mejor, ahora hemos corregido este aspecto y los resultados han sido acordes a nuestros objetivos”.

Caja Rural-Seguros RGA by Gobik

La victoria no siempre espera en la meta

Objetivos que no siempre tienen la victoria en el horizonte, ciertamente, porque en el fondo “ser la plataforma de corredores que den el salto al World Tour nos satisface como cualquier triunfo, ojalá tuviéramos varios cada año, señal que las cosas salen bien”.

Ello no quita que “uno siempre quiera más” y en el relato de la temporada, el Caja Rural-RGA Seguros los resultados fueran en un increscendo tangible: “El inicio fue complicado, gente lesionada y esas cosas, pero con el buen tiempo todo mejoró y estuvimos donde queríamos en carreras importantes para nosotros tipo Castilla y León y Madrid. Ahí fuimos con la forma de competir contra los World Tour en Volta y País Vasco y se notó. Fue una pena que Alex Aramburu no pudiera ganar en Madrid”.

Sin embargo, el cambio de paso se había dado: “Habíamos cambiado la tendencia de inicio de año, las lesiones nos dejaron muy tocados. Es que llegamos a ir a carreras con sólo tres o cuatro ciclistas opciones de disputar porque el resto iba muy justo”.

Correr con los World Tour, toda una lección en vivo y en directo. El verano ya fue otra historia. “Cerramos el primer ciclo de año en el Campeonato de España. Ganamos Getxo y en Burgos vimos que llegábamos bien a la Vuelta” prosigue.

Caja Rural-Seguros RGA

El trabajo con Gobik

Era el peso, la trascendencia de llevar el nombre de Caja Rural-Seguros RGA sobre el verde que Gobik diseñó a inicios de año en una colaboración que justo acaba de comenzar.

“Bien, muy bien con Gobik, trato directo y muy bueno con su gente. No deja de ser una marca joven, con inquietudes, un poco como nosotros, y ahí la sintonía es buena, todo fluye. Notamos que las recomendaciones de nuestros corredores estaban siempre sobre su mesa, que tomaban nota de las sugerencias y se aplicaban” resume Josemi.

No es poca cosa, Josemi es Caja Rural hasta la médula. Primero como corredor hace más de diez años, con el tiempo responsable del equipo sub 23 y desde hace cuatro años en el bloque profesional.

“De Mathieu Hermans he oído hablar muchas veces, de Marino, de todo ese Caja Rural. Es que es un equipo con mucha historia, llegaron a ganar etapas en el Tour, eso para nosotros es impensable, fue otra época” concluye.

Sería otra época, sí, treinta años más allá, pero muy presente, y pesa: el nombre de Caja Rural no es cualquier cosa en ciclismo. Llevarlo es una responsabilidad.

 

Textos: El Cuaderno de JoanSeguidor

FotosPhoto Gomez Sport